La Coordinación Colombia Europa Estados Unidos, rechaza el asesinato de su dirigente en el Putumayo MARCO RIVADENEIRA

Bogotá, 19 de marzo de 2020

La Coordinación Colombia – Europa – Estados Unidos, CCEEU, lamenta profundamente y condena enérgicamente el asesinato del líder social y reconocido defensor de derechos humanos MARCO RIVADENEIRA, dirigente reconocido por la defensa de las comunidades campesinas, agrarias y promotor de los acuerdos de paz a través de la lucha por la sustitución de cultivos y el desarrollo alternativo en el Departamento del Putumayo.
Marco Rivadeneira, era vocero del Comité Operativo Nacional de la Coordinación Colombia Europa Estados Unidos, CCEEU, delegado por el Nodo Suroccidente y vocero regional del Proceso Nacional de Garantías.

Su asesinato corrobora una vez más la falta de garantías de seguridad para la labor de los defensores de derechos humanos y la falta de voluntad del Gobierno Colombiano para desmantelar las estructuras criminales y organizaciones paramilitares que vienen atentando contra los líderes sociales y quienes defienden la paz en los territorios.

Marco Rivadeneira era uno de los principales interlocutores de las autoridades nacionales y de la comunidad internacional en sus misiones al Putumayo, por sus acuciosas gestiones y compromiso con su defensa de los derechos humanos de las comunidades campesinas del Putumayo, por lo que sus riesgos eran suficientemente conocidos por el Gobierno Nacional.

Hace solo dos días la CCEEU denunció en comunicado público las irracionales y violentas acciones del ESMAD en contra de las comunidades en protesta de Puerto Asís (Putumayo), la irresponsable estigmatización y amenazas de judicialización a las comunidades movilizadas comprometidas con la construcción de propuestas relacionadas con la sustitución de cultivos, los planes de prevención y contingencia para las comunidades y las garantías de seguridad y protección. Entre ellos, estaba Marco Rivadeneira, asesinado hoy las 2.30 de la tarde en Puerto Asís.
Hacemos responsable al Gobierno presidido por Iván Duque y la facción política hoy en el poder del Estado, y a la Ministra Alicia Arango, quien hace un mes, justo en la tierra de Marcos dijo que “morían menos defensores de DDHH que por robo de celulares”, este homicidio hace patente la inclemente racha de asesinatos emprendida por el paramilitarismo que el Gobierno permite y se niega a desmantelar, incrementada desde la firma del proceso de paz en sintonía con el propósito declarado de hacer trizas la paz y simulando su cumplimiento.

La CCEEU expresa su solidaridad y sentimientos de dolor a la familia de Marcos y a las organizaciones y movimientos sociales del Putumayo ante este infame asesinato. Exige del Fiscal General de la Nación una investigación eficaz, pronta y efectiva y que permita re-enfocar su obligación investigativa en esclarecer los móviles, los determinadores y la red criminal que ha estado detrás del plan sistemático de exterminio de los líderes y lideresas sociales en Colombia.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional a acompañar las demandas al Gobierno de Iván Duque para que cumpla sus obligaciones, contenidas en compromisos internacionales de derechos humanos y reforzadas en virtud del Acuerdo de Paz, de brindar garantías plenas para la labor de las personas que defienden los derechos humanos, e impida y contenga a las fuerzas enemigas de la paz para que la situación de emergencia en que hoy se encuentra el país y el mundo no sea aprovechada alevemente para continuar el exterminio de los liderazgos sociales en los territorios y de las personas y comunidades que reclaman y defienden los derechos humanos.