LA PROTECCIÓN A LA VIDA DE TESTIGOS Y SUS FAMILIARES EN PROCESOS DE GRAVES VIOLACIONES DE DD.HH ES UN IMPERATIVO MORAL INCLAUDICABLE

 

 

 

 

Bogotá D.C., Octubre 17 de 2019

La Coordinación Colombia – Europa – Estados Unidos (CCEEU), red que asocia a 287 organizaciones defensoras de los derechos humanos –DDHH- en Colombia, manifiesta públicamente su pleno respaldo a la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, CSPP y su director, Franklin Castañeda, ante los señalamientos de injuria y calumnia proferidos por miembros del partido Centro Democrático. El CSPP, además de ser la organización defensora de DDHH más antigua del país, ha desarrollado su labor por más de 40 años en estricto apego a la ética y compromiso misional. En ese sentido, el accionar desplegado para salvar la vida del testigo Juan Guillermo Monsalve y sus familiares, en momentos en que se encontraban en inminente riesgo de ser asesinados, como ya lo habían sido seis testigos, no sólo era un deber legal sino un imperativo moral.

Esta situación de riesgo real fue confirmada por la Corte Suprema de Justicia, la cual concluyó: “(i) que las labores realizadas por el CSPP hacen parte de su misión como organización defensora de derechos humanos y no son ilegales; (ii) que su intervención económica a favor de la familia Monsalve está fundada en motivos serios y verificados sobre el riesgo a la vida e integridad personal del testigo y su familia; (iii) que la entrega de apoyos fue posterior a la declaración que el ex paramilitar dio en contra de Álvaro Uribe y (iv) que dichas ayudas cesaron ante la imposibilidad económica de darles continuidad.”

Es importante que la comunidad nacional e internacional sepan que una de las muchas labores realizadas por diversas organizaciones de derechos humanos, es la protección de testigos de casos de violaciones a los DDHH y sus familias, cuando se encuentran en inminente riesgo de sufrir ataques contra su vida e integridad física. Tales actuaciones se realizan por consideraciones de prevalencia de la verdad y la justicia. En este empeño, y con apoyo solidario de comunidad internacional, actuamos en innumerables ocasiones para proteger la vida de testigos, de sus familiares directos. Esta tarea también la hemos hecho para proteger fiscales, jueces, personeros municipales e incluso, miembros de la Fuerza Pública cuando sus vidas corren peligro en razón de su compromiso con la verdad y el esclarecimiento de graves violaciones a los derechos humanos. De esa manera han podido salvar su vida mediante ubicación o traslado a lugares más seguros dentro o fuera del país. Dicha labor la hemos realizado muchas veces después de que las instituciones estatales no les han garantizado su integridad física, o son ellas mismas, el actor amenazante.

En consecuencia, rechazamos la utilización malsana sobre el actuar legal del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos en el caso del testigo Juan Monsalve y su familia, para establecer comparaciones inaceptables y cortinas de humo, con el propósito de generar un manto de duda sobre la Corte Suprema de Justicia y desviar la atención referente a las investigaciones adelantadas contra el Senador Álvaro Uribe por compra de testigos en contra del Senador Iván Cepeda.

Igualmente hacemos un llamado para que el manejo público de este caso se ciña a criterios de objetividad y prevalencia de la verdad y la justicia, y a la legitimidad de las personas defensoras de DDHH, especialmente en un contexto donde se busca superar los señalamientos y estigmatizaciones contra ellas.